Ministerio de Mujeres


La gente de Dios mira siempre hacia adelante. Muchas en el cuerpo de Cristo están reclamando el lugar y postura ante Dios. Nos dirigimos con la experiencia adquirida en el ascenso hacia la montaña. Hemos experimentado el valle, el desierto, el fuego y podados de las obras muertas, despojados de nuestro egoismo, auto opiniones y críticas. Limpiado de desiluciones, engaños crónicos y distorciones del enemigo, dentro y fuera. Cierren sus manos y conéctense de corazón a corazón mientras avanzamos como un poderoso ejército que reclama el territorio prometido al pueblo de Dios. No hay tiempo que perder. Hageo 2:9...Y en lugar concederé la paz". 
 

Muchas risas y compañerismo


Proximos Eventos